Florencio Randazzo. La gestión ante todo.

 FR“Soy un hombre absolutamente comprometido con la mayoría de los argentinos, no tengo ningún otro compromiso que continuar con un proceso de transformación que ha incluido a la mayoría de los argentinos, cosa que algunos candidatos tienen otro tipo de compromiso” Diario la prensa 8.11.2014

 Nuestro informe tiene como base los últimos acontecimientos registrados en las páginas de los principales diarios del país y además en las redes sociales de nuestro candidato. El objetivo es analizar a través de estos medios su posicionamiento como candidato, la comunicación política en el período de campaña y la distinción en términos comunicacionales respecto a  los demás.

Pudimos observar que Florencio Randazzo se posiciona como un cuadro que plantea continuidad y profundización del modelo kirchnerista; se presenta como un político abocado a la gestión, alejado de la “farandulización” y dispuesto a disputar en las internas del FPV con Daniel Scioli. Por los afiches que sacó recientemente en los cuales se lo ve junto a la Presidenta, parecería tener el aval de Cristina Fernández de Kirchner, pero todavía es muy temprano para elucidar qué pasará en las PASO.  Randazzo se ve respaldado con la divulgación de sus logros y gestión como Ministro de Interior y Transporte (los nuevos trenes, la tarjeta SUBE, nuevos DNI y pasaporte). No le favorece el hecho de  no tener en su historial de cargos políticos, un puesto con gestión ejecutiva, a diferencia de Mauricio Macri, Sergio Massa y Daniel Scioli, pero es probable que la ejecución de muchos proyectos desde el Ministerio logre suplir al menos en el imaginario colectivo esa falencia.

Su discurso es inclusivo y direccionado a las clases populares y a los sectores más bajos, siempre hace énfasis en el PJ, a los movimientos paralelos de apoyo al PJ y a la Presidencia de la Nación, a su vocación de servicio y al trabajo en conjunto demostrando compromiso. Es un discurso mayoritariamente argumentativo y por momentos descriptivo, trata de tener una relación más cercana, de inclusión y participación hacia a los destinatarios del mensaje. Por ejemplo, los interpela con: “Los trenes se consiguieron gracias al esfuerzo de todos, cuidalos!!!

En Twitter es donde realiza la mayor interacción entre él y su electorado, aunque no siempre responde a los usuarios, hubo un par de casos en los que contestó consultas referidas a trámites administrativos o al tema ferroviario.

Los perfiles de Twitter y Facebook están bastante alineados. Predomina el color celeste y los posteos de inauguraciones de estaciones de tren, de las nuevas formaciones, planes viales, etc.

Últimamente Randazzo intentó despegarse de los demás candidatos, incluso haciendo campaña negativa desde su cuenta de Twitter, por ejemplo hacia Sergio Massa y Mauricio Macri, a los cuales objetó ser parte del establishment y de la derecha.

De todos modos, su manejo de las redes parece estar dedicado 100% a comunicar su labor pública, su compromiso, mientras los otros candidatos participan de programas de espectáculo, algo que es visto por Florencio Randazzo de forma negativa; probablemente una postura genuina aunque el reforzar esa imagen sea también parte de la estrategia.

Tiene dos canales de Youtube, uno propio y otro del Ministerio del Interior. En el de él, se nota ya la intención de mostrar las acciones con un costado más personal, con intención de posicionarlo individualmente.

Como conclusión, nos preguntábarnos qué tan efectivo le puede llegar a resultar a un político mantenerse en una línea de comunicación estrictamente laboral en el sentido de no mostrarse ni hacer declaraciones que no tengan que ver con la campaña política o con su gestión. En un contexto en donde los candidatos se cuestionan si ir o no ir al programa de Tinelli, que postean fotos con familiares, en vacaciones, etc., Randazzo viene a marcar un perfil distinto; su posicionamiento es abocarse a lo que es la mejora sustancial en lo que a su rango de ministro le incumbe, y desde ese lugar forjar una construcción como candidato fiel al modelo kirchnerista. En una sociedad en donde ya los candidatos entendieron que no pueden plantear cambiar radicalmente las políticas, dado que hay una gran parte del país que apoya la gestión de la Presidenta, quizás es un discurso que pueda penetrar con éxito. Habría que ver cómo se desenvuelve la coyuntura en materia económica y social, pero si el panorama se presenta sin grandes sobresaltos y con una cierta estabilidad el año que viene, es probable que el discurso de continuidad se revalorice.

Autores:  Vanesa de Araujo, Rocío Rodríguez y Tamara Mesa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s