El complejo de Edipo en la política argentina

Freud, en su desarrollo del psicoanálisis, se basó en la mitología griega porque veía en estos relatos fantásticos de seres celosos, odiables, traicioneros; descripciones de la realidad humana, sublimadas por medio de las deidades: sus pensamientos más oscuros, sus impulsos más siniestros. Por eso, mucho de los complejos más reconocidos hoy llevan nombres de mitos. Uno de ellos es el de Edipo, aquel que, sin saberlo, se enamora de su madre y termina matando a su padre para estar con ella.

El panorama electoral pre-PASO estuvo, cuanto menos, polémico. Se movieron pasiones, se traicionaron compromisos, y, por sobretodo, muchos se quisieron hacer los “nenes grandes” y terminaron volviendo a la nave madre. Todo muy mitológico, ¿no?

Cuando empezaron las siempre prematuras campañas, vimos como todo el panorama electoral se iba moviendo, mutando. Massa, como un actor nuevo que decía representar un cambio, se llevó diversos representantes de las demás fuerzas. Lilita abandonó definitivamente sus coqueteos con el centro para mudarse a la derecha, lo que elevó duras críticas de sus ex-compañeros. Y un Scioli un tanto alejado del Kirchnerismo más duro se mostraba como algo diferenciado, con su discurso naranja y conciliador.Todos apostaron a lo distinto, a mostrar un crecimiento político, sin sus líderes ya tradicionales, encarando al 2015. Se acercan las PASO en Capital y Michetti, contra las instrucciones de Macri, decide ir a interna con Rodriguez Larreta. Teníamos un montón de adolescentes rebeldes mirando a sus padres y diciéndoles “no” ¡Qué atrevidos! ¡Qué osados!

Pero entonces llegó el “baño de humildad de Cristina”, llegaron los resultados de las encuestas y perdió Michetti. La nueva política que se maneja cual show de TV en vivo y vive por un influjo constante vía intravenosa de números, sensaciones e interpretaciones, sumado a la disputa de “proyectos de país” por el poder del Ejecutivo, que sabemos que es el único resultado válido en nuestro juego político de suma cero, llevó a que los adolescentes rebeldes pidan perdón y se vuelvan aplicados hijos. Primero, con la hemorragia imparable del Frente Renovador, que empezó a ver como sus nuevos reclutas volvían a la seguridad del hogar, ejemplos paradigmáticos siendo los de Zuccaro (Pilar), Guzmán (Escobar) y Othacehé (Merlo) que regresaron al FpV. Pero tenemos también arrepentimientos, como Michetti que terminó aceptando el plan inicial de Macri, yendo con él como vice.

Siguiendo con esta idea, vemos como la tan criticada Carrió, al final, como ella misma vaticinó, resulto ser la precursora de una estrategía a la que adherirían sus ex-correligionarios de la UCR, para crear el tan famoso Frente “Cambiemos”. Y siguiendo con las figuras maternales fuertes, tal vez porque son las que mejor aplican al Complejo de Edipo, el “baño de humildad” de Cristina Fernández de Kirchner, que logró bajar a un montón de presidenciables para, de a poco, ir organizando la continuidad del proyecto. Esto hasta resultó en el mismísimo Scioli acordando con el núcleo duro y con la baja de Randazzo, la última posibilidad de una interna en las PASO nacionales de esta lista. Este último es el que resultó ser tal vez el más rebelde, negándose a ir como Gobernador de la provincia.

¿Qué podemos extraer de esto? Para empezar, que la suma cero crea estas instancias de centrifugación de fuerzas. Pero por otro lado, así se refuerzan las legitimidades, sin la cual, como ha quedado comprobado en diversas situaciones, no hay gobernabilidad. Sin embargo, y siguiendo un poco con la metáfora del principio, tal vez nos muestra una política inmadura, una política que no se despega del seno materno, por lo que no aporta concepciones y proyectos nuevos. La democracia técnicamente se nutre del debate, y no hay debate posible si las posiciones ya están dadas y nadie se anima a correrse definitivamente. ¿nos acercamos a un panorama electoral pétreo? Uno que sólo se alinea bajo las definiciones de cada uno de los jugadores claves sin animarse a la rebelión y eventual maduración de los proyectos.

Esperemos que sean las peculiaridades de estas elecciones las que nos dejan en este umbral tan particular, y que en próximas instancias nos reten al electorado para tomar definiciones, desde la ciudadanía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s